Tipos de colchones y su limpieza

De media, invertimos un tercio de nuestra vida durmiendo. Si disfrutamos de nuestro colchón una media de 10 años (el máximo recomendado por los fabricantes), ¡significa que pasaremos unas 29.000 horas sobre él! Por lo tanto conocer el tipo de colchones que existen y elegir el más adecuado a nuestras necesidades es muy relevante. Hoy en Limpiezas Express, te enseñaremos los tipos de colchones que existen. Además, te diremos una serie de consejos y trucos para limpiar tu cama.

tipos de colchones, tipos de colchones de muelles, tipos de colchones cual elegir

Qué tipo de colchón es el adecuado para mí

Existen muchos tipos de colchones. Aquí indicaremos los principales, evitando algunos como los de lana, agua o aire. Éstos son de muy reducida difusión o solo usamos cuando tenemos visita.

Colchones de muelles independientes

Se trata del colchón más común. Está principalmente en el rango de precio bajo y medio. Están compuestos de una estructura en la que en su interior hay una serie de muelles que en general están unidos unos con otros mediante algún tipo de alambre o cable para transmitir una cierta homogeneidad cuando nos tumbamos sobre ellos. Sobre los muelles se superpone tejido de mayor o menor densidad sobre el que nos tumbamos.

Colchones de muelles encapsulados o embolsados

El principio es el mismo que el anterior, pero sin embargo cada muelle está alojado en su propia cápsula o bolsillo. Esto mantiene a cada muelle correctamente asentado al tumbarnos sobre el colchón. Si se mira el colchón desde arriba, los muelles se verían insertados como en celdas de un panal de abejas.

A diferencia el colchón de muelles abiertos, en éste cada muelle funciona independientemente adaptándose mejor a las formas del cuerpo. Cuantos más muelles tenga el colchón, mejor.

Colchones sin muelles

Los hay de varios tipos: colchones de látex, de espuma, viscoelástico, etc. Son cada vez más populares por su confort, por su alta adaptabilidad a nuestros cuerpos. Además han reducido su precio considerablemente en los últimos años.

Colchones sin muelles de espuma de poliéster

Estos colchones están compuestos de poliéster y otras sustancias que forman un compuesto lleno de miles de pequeñas celdillas o zonas huecas minúsculas, y cubierto por una funda. Dependiendo de la densidad del material y del número de zonas huecas por m3, de su tamaño y de los agentes cohesionantes que lleve la masa, el colchón será más o menos firme. En general, a mayor ligereza, menos sólidos y resistentes son y peor envejecen.

Colchones sin muelles de látex

El látex es una sustancia natural biodegradable derivada de ciertos árboles, que tratada tiene una textura de espuma. Esta espuma se adapta al contorno del cuerpo y se mueve con la persona mientras ésta está tumbada, de forma que son muy aconsejados a personas con problemas ortopédicos. El peso del cuerpo se distribuye de forma equilibrada a través de todo la zona donde nos apoyamos, reduciendo los puntos de presión alrededor de las caderas, hombros y rodillas.

Los colchones de látex son además una buena alternativa para personas que sufran de alergias respiratorias o de piel. Se debe a que son menos propensos que otros tipos a alojar ácaros y hongos.

Al igual que en los de viscoelásticos, no todo el colchón está compuesto de látex sino que éste en general está en mayor o menor cantidad en la superficie. En el núcleo del colchón hay otras sustancias o incluso en algunos casos se insertan muelles.

Colchones de viscoelástica o “con efecto memoria”

El viscoelástico es un material compuesto de poliuretano y otras sustancias desarrollado por la agencia aeroespacial norteamericana (NASA) a finales de los años 70. A diferencia de otras sustancias con efecto espuma, tarda en tomar su forma y es muy flexible cuando se le aplica presión. Esto es, cuando nos tumbamos sobre un colchón de estas características nos vamos hundiendo paulatinamente, éste se va adaptando a nuestro contorno. Por esto se les llama también con “efecto memoria” y son una magnífica alternativa para cualquiera que tenga dolencias óseas, ya que nuestro peso se distribuye homogéneamente por todo el colchón.

Este tipo de colchones responden además a la temperatura corporal y ambiente. Por lo que muchos de ellos tienen una cara de verano y otra de invierno de forma que siempre tengamos esa sensación de que se adapta a nosotros.

Cómo realizar el mantenimiento del colchón

  • Proteja a su colchón siempre con una sábana o cubrecamas. No ponga directamente las sábanas sobre el colchón. El cubrecamas sirve para insertar una capa adicional de protección contra manchas, sudor, líquidos, etc.
  • Airée el colchón al menos una vez al mes. Quita las sábanas y cubrecama, ponlo de pie cerca de alguna ventana. Permite que la corriente corra a través de él al menos durante unos 20 minutos.
  • Dé la vuelta regularmente al colchón, cada 2-3 veces que cambies las sábanas. Sobre todo al principio nada más comprarlo para que se asienten los materiales del colchón.
  • Está absolutamente prohibido saltar sobre el colchón. Evita también sentarte justo en el extremo o borde del colchón. Ambas acciones deforman o dañan la estructura del colchón.
  • Aspire al menos 1 vez al mes el contorno del colchón, y también la base o canapé como un método eficaz para eliminar ácaros, restos de piel humana y polvo.
  • Si puede, sácalos al sol al menos una vez al mes durante una hora: el sol tiene efectos bactericidas y fungicidas.

Pero si quieres una buena limpieza y desinfección de tus colchones, será mejor que contactes con profesionales. Los expertos de Limpiezas Express podrán hacerse cargo de la limpieza del colchón sin que pierdas tu tiempo libre en ello. Solicita un presupuesto para limpiar colchones y otro tipo de textiles y deja la limpieza en mano de los expertos. ¡Confía en Limpiezas Express!

Pide tu presupuesto
2018-09-25T14:30:39+00:00febrero 20th, 2018|Trucos express de limpieza y productos|