Métodos de limpieza para tener un hogar saludable

Tu hogar, el lugar donde pasas gran parte de tu tiempo, además de ser tu refugio personal, puede ser un albergue para los gérmenes, el polvo, el moho, los hongos y otros alérgenos. Estos intrusos desagradables e invisibles prosperan incluso en hogares que se ven limpios. Entran a casa transportados por otro objetos o alimentos y se multiplican debajo del fregadero.

Aunque realmente no puedes esperar eliminar tales irritantes, hay algunas formas de limpiar la casa que te ayudarán a mantener a raya a estos gérmenes y alérgenos amenazantes. Al centrar los esfuerzos de limpieza de tu casa en puntos estratégicos, podrás mantener las cosas bajo control simplemente limpiando la casa.

Asegúrate de saber dónde se esconden los gérmenes

Mientras limpias tu hogar, presta especial atención a los interruptores de luz, teléfonos, teclados del ordenador, mandos de las videoconsolas y pomos de las puertas. Estas áreas son los lugares favoritos de los virus del resfriado común. Dichos lugares también se ven favorecidos por el rotavirus menos conocido, pero igualmente desagradable, que causa diarrea, especialmente en bebés.

Estos bichos pueden sobrevivir durante horas en superficies duras del hogar, especialmente plásticos y metales, así como en juguetes para niños. Si alguien en tu familia muestra síntomas de un resfriado o se queja de malestar intestinal, este es el momento de limpiar tu casa y desinfectar las superficies comunes en tu hogar.

Un limpiador etiquetado como “desinfectante” eliminará a la mayoría de los gérmenes resistentes en superficies duras. Rocía directamente sobre el área a tratar y deja que la solución haga su trabajo durante 10 minutos. Seca con una toalla de papel o un paño sin pelusa. Como medida preventiva, limpia tu casa y desinfecta estas superficies semanalmente.

Áreas propensas a la humedad, como las superficies del baño; la lavadora, el humidificador y el aire acondicionado, además del área debajo de los fregaderos de la cocina, son un caldo de cultivo perfecto para el moho. Seca el agua en estos lugares y elimina el moho de la superficie con un fungicida.

Métodos de limpieza para tener un hogar saludable

Desempolva toda la casa para mejorar tu calidad de sueño

Tu acogedora cama es un lugar ideal para que se asienten el polvo y los ácaros. Estos desencadenantes de alergias prosperan en sábanas, mantas, almohadas, alfombras, tapetes, cortinas y persianas. Descansarás más cómodamente si tomas algunas medidas para mantener a estos ofensores microscópicos bajo control con la limpieza semanal de la casa.

  • Lava la ropa de cama una vez por semana. Tu edredón, manta y almohadas deben lavarse al menos una vez al mes.
  • Limpia con vapor o aspira las persianas regularmente: son imanes para el polvo.
  • Si tienes almohadas de plumas o un edredón de plumas de ganso y a menudo estornudas durante toda la noche, intenta cambiar la ropa de cama por una que esté hecha de poliéster (no atrae a los ácaros del polvo tanto como el algodón y las plumas) o considera cubrir el colchón y la base de la cama con una cubierta de plástico no alergénico.
  • Pasar la aspiradora regularmente, al menos una vez por semana, puede ayudar a mantener la cuenta de alérgenos en tu hogar en los niveles habituales. 

Consejos para la limpieza del baño

La vida microscópica prospera en todos los baños. Sin las estrategias adecuadas, ni tu cepillo de dientes está a salvo de los virus dañinos. Varios patógenos y alérgenos florecen en los inodoros, en los grifos, en el piso, las paredes, toallas y paños húmedos.

Haz que sea una prioridad semanal desinfectar el inodoro, el lavabo y las manijas de los grifos, usando un limpiador desinfectante. Aplica el limpiador, déjalo en la superficie durante 10 minutos y límpialo con una toalla de papel o un paño sin pelusa.

Aquí hay algunos consejos esenciales a seguir a la hora de limpiar el baño:

  • Limpia regularmente la jabonera en la ducha y en el lavabo.
  • Cada tres días más o menos, reemplaza las toallas de baño y paños usados por unos limpios.
  • Cierra siempre la tapa del inodoro antes de descargarlo para evitar que los gérmenes agitados escapen al aire y se asienten en las superficies del baño.
  • Después de usar toallas, dobladas o cuelgalas sin apretar para que se sequen; esto ayuda a evitar que los gérmenes y el moho se asienten.
  • Usa una cubierta de cepillo de dientes para evitar que los gérmenes en el aire se colonicen en las cerdas y entren en la boca; o considera usar un desinfectante para cepillos de dientes.
Métodos de limpieza para tener un hogar saludable

Recomendaciones para mantener limpia tu cocina

En la cocina, el manejo adecuado de la carne cruda, el pescado y las aves de corral puede evitar que la mayoría de los gérmenes asociados con ellos se multipliquen a niveles que pueden enfermarte a ti y a tu familia.

Si bien la mayoría de los patógenos que se producen naturalmente en los alimentos crudos se eliminan mediante una cocción adecuada, muchos gérmenes se pueden propagar mucho antes de que lleguen al horno.

Además de lavarte las manos, puedes ayudar a prevenir la contaminación cruzada lavando con agua caliente y jabón los utensilios utilizados para preparar alimentos crudos. Eso incluye todos los cuchillos, tablas de cortar y bandejas para servir que contenían carne, pescado o aves crudas. 

Si  la encimera de la cocina entra en contacto incluso con una trozos de carne, pollo o pescado crudo, limpia el área con agua caliente y jabón y seca con toallas de papel, no utilices tu esponja de uso diario.

2019-09-06T10:05:18+00:00agosto 23rd, 2019|Trucos express de limpieza y productos|