Limpiezas después un incendio

Si bien muchas personas pueden querer intentar reparar los daños de un incendio, especialmente si se trata de uno pequeño, es posible que los costes terminen aumentando. Con el riesgo real de daños adicionales y resultados ineficientes, el dinero que se gasta en una limpieza independiente puede fácilmente superar el coste de contratar a profesionales de la limpieza y restauración desde el principio.

Limpieza general de casa

Cómo limpiar tu casa tras un incendio

Si intentas limpiar el daño por tu cuenta, no olvides las áreas que a menudo se pasan por alto, el hollín puede llegar incluso a los lugares más difíciles de alcanzar, como los interruptores de luz y los enchufes. A continuación, te damos algunas recomendaciones de limpieza después de un incendio.

Aunque los daños menores por humo pueden tratarse con métodos caseros, en general, es mejor dejarlo en manos de los profesionales. Una casa llena de hollín y ceniza pueden manchar el yeso, pintura, paredes, papel tapiz, alfombras y tapicería, y el olor es prácticamente imposible de erradicar con los productos y métodos domésticos normales.

Las aspiradoras normales de los hogares también son ineficientes para eliminar las cenizas y el hollín, ya que tienden a volver a depositar las partículas alrededor del espacio, lo que puede ser un riesgo y contaminar áreas y habitaciones previamente no afectadas. Los profesionales en este tipo de limpiezas utilizarán aspiradoras con filtros HEPA que efectivamente “atrapan” las partículas, lo que no les permite volverse a depositar en el espacio.

limpieza general de casa

Eliminación de olores

Quizás el aspecto más desafiante de la limpieza independiente por daños causados por incendios es la eliminación de olores. Hay muy pocos productos disponibles para uso doméstico que puedan causar el mismo impacto que una neutralización profesional, la mayoría de los productos solo enmascararán el olor durante breves períodos de tiempo.

Si el olor a humo no se elimina de manera efectiva, permanecerá entre las paredes y en telas o tapicería. Si bien algunos productos pueden enmascarar el olor, si no se elimina por completo, puede volver a aparecer en cualquier momento. Los periodos de humedad son especialmente problemáticos para volver a liberar el olor.

Elementos y áreas que a menudo pasan por alto

Alimentos: El humo puede penetrar en casi todos los envases. Incluso si se ve bien para comer, no significa que sea seguro. Los alimentos ubicados cerca de la fuente de calor del fuego también deben tratarse con precaución. El calor del fuego puede activar las bacterias que dañan los alimentos o causar cambios indeseables en el sabor.

Neveras y congeladores: Mientras que el exterior de las neveras y congeladores a menudo se inspecciona, el interior a menudo se olvida, especialmente cuando no hay signos visibles de humo u hollín en el exterior. Es crucial que se lleve a cabo una inspección minuciosa tanto de la nevera como del congelador antes de decidir almacenar nuevamente los alimentos en ellos.

Cajones y armarios: Al igual que los frigoríficos y congeladores, el hecho de que el exterior de los cajones y los armarios se vean limpios no significa que lo estén. El humo es capaz de penetrar en casi cualquier material y encontrará su camino a través de los huecos más pequeños.

La limpieza tras un incendio no es algo que deba tomarse a la ligera, muchas áreas de tu hogar deben ser desinfectadas profesionalmente, para garantizar tu bienestar y el de tu hogar. Deja esta complicada tarea en manos de profesionales, conseguirás que tu casa sea habitable de nuevo y protegerás tu salud y la de tu familia. Pide tu presupuesto para limpieza tras un incendio y reserva tu servicio en menos de 4 minutos.

2018-11-30T11:46:32+00:00noviembre 30th, 2018|Limpieza de suelos, paredes, ventanas y otras superficies|