Limpiar paredes blancas en 7 pasos

El color blanco en una casa hace que se respire un ambiente diferente, que se vea mucho más espacio del que realmente existe. Quizás, hasta nos trae mucha más calma y tranquilidad. Pero como todo en esta vida, tiene un problema. Si pintamos cualquier superficie o cosa de blanco, lo más probable es que termine ensuciándose mucho más rápido que si lo hiciésemos de otro color. En esta ocasión te traemos los mejores consejos y trucos sobre cómo limpiar paredes blancas. De esta manera, siempre lucirán como si las hubieses pintado ayer.

limpiar paredes blancas, quitar manchas de paredes blancas, eliminar suciedad de paredes blancas,

Preparar la casa antes de la limpieza

Esta tarea te llevará un tiempo. Así pues, como siempre recomendamos, aparta un día o el tiempo que necesites para ponerte manos a la obra. Y pide ayuda siempre si la necesitas: a amigos, a tu familia o a profesionales de la limpieza.

Despeja la zona que vayas a limpiar

Uno de los primeros pasos es tener un área despejada. Algunos trucos para organizar la limpieza de ese día: retira muebles, enseres o demás objetos que puedan obstruir el paso o que se encuentren muy cerca de la pared. Así, podrás moverte mejor y evitarás que, por algún accidente, tus objetos puedan verse afectados. Lo más recomendable es que coloques todos tus objetos en el centro de la habitación o área donde vayas a limpiar para que así, cuando la organices de nuevo, no tendrás problemas.

Protege el suelo de tu hogar para la limpieza

A pesar de que no vamos a pintar y no tendremos riesgo de manchar nuestro suelo con pintura, sí es cierto que vamos a utilizar un poco de agua y detergente. Así que lo mejor es prevenir y cubrirlo, por ejemplo, con papel de periódico. De esta forma, si en algún momento llega a caer algo de agua o suciedad en él, no tendrá mayores consecuencias. Recordad que es preferible dedicar un poco más de tiempo en hacer este proceso que luego lamentarse y tardar mucho más limpiando también nuestro suelo.

Consejos para que tus paredes luzcan blancas

Siguiendo estos 7 pasos, tus paredes recuperarán el blanco del primer día. Síguelos meticulosamente y verás que funcionan de forma eficaz.

Material necesario para limpiar

Además del papel de periódico, mencionado anteriormente para poder proteger el suelo, vamos a necesitar lo siguiente:

  • Borrador mágico
  • Detergente
  • Agua templada
  • Trapos o paños suaves

Retirar la suciedad superficial

Empezamos a limpiar, y lo primero que debemos hacer es, con el borrador mágico (que puedes conseguir en supermercados), frotar las superficies donde veas que existe más suciedad. El objetivo es limpiar las manchas y zonas donde más se noten las marcas. Es recomendable que realices movimientos circulares, con ello facilitaremos que la suciedad puntual pueda salir mucho más rápido.

Limpiar con agua y jabón

Cuando ya hayas repasado muy bien con el borrador mágico la superficie, debemos poner un poco de agua templada en un cubo y agregarle detergente. Puedes conseguir algún detergente especial si lo prefieres, aunque también puedes hacer uso del detergente del lavavajillas. De esta manera, conseguiremos un líquido jabonoso que nos servirá para limpiar perfectamente las paredes.

Utiliza ahora uno de los paños suaves para evitar causar daños en la superficie. Remójalo en nuestro líquido jabonoso y empieza a pasarlo por toda la pared. Recomendablemente, lo primero es que hagas una limpieza de toda el área y que luego, al terminar, repases las zonas donde haya quedado suciedad, haciendo hincapié en esos lugares donde existen manchas o marcas más difíciles de eliminar.

Secar las paredes

Ya has pasado el paño suave y te has asegurado que tu pared ha retomado su color original. El siguiente paso es que tomes uno o dos de los paños secos que habías preparado antes y los pases por toda la superficie que has limpiado. Tenemos que dejar totalmente seca la pared para que no exista riesgo de daños o accidentes. Al repasar toda la superficie hemos terminado entonces de realizar la limpieza de la pared de la casa. Ya solo falta retirar el papel de periódico y organizar los muebles y enseres que has movido.

Truco para eliminar las marcas de las paredes blancas

Aunque no lo creas o te parezca hasta gracioso, si tienes rayones de calzado o marcas de algún mueble sobre tus paredes, puedes utilizar la goma de borrar (la del colegio) y, con cuidado, eliminarlas fácilmente. Inténtalo y verás que puede ser una sencilla solución.

​¡El trabajo está hecho y tus paredes están blancas! Lo mejor es que dediques toda una tarde para realizarlo correctamente. Pero si lo que quieres es que tu pared quede perfecta y sin ningún esfuerzo, lo mejor es que contrates a profesionales de limpieza de pisos. En un solo día no solo dejarán tus paredes impecables, sino todo tu hogar. No lo dudes y solicita ya tu presupuesto de limpieza de casas en Madrid y deja que nos encarguemos del trabajo sucio.

Calcule su precio
2018-06-07T13:54:51+00:00febrero 19th, 2018|Limpieza de suelos, paredes, ventanas y otras superficies|