La forma correcta de limpiar paredes blancas

A muchos propietarios les encanta el aspecto de una pared blanca y fresca en lugar de colores de pintura brillante o papel tapiz. Sin embargo, el problema con las paredes blancas es que cada mancha y marca se ve mucho peor sobre este color de pintura. Entonces, ¿qué hacer cuando tu vida diaria deja algunas manchas o, para aquellos de nosotros con niños pequeños, una huella en tus paredes?

cómo limpiar paredes blancas

Cómo limpiar paredes blancas

Las paredes blancas son muy propensas a las manchas y a la suciedad. Si necesitas saber cómo limpiar tus paredes blancas, el método de limpieza depende de si tienes pintura a base de látex o de aceite. La pintura de látex debe limpiarse con agua y un limpiador multiuso. La pintura a base de aceite debe limpiarse con vinagre y un desengrasante suave. A continuación, te damos los mejores consejos para mantener tus paredes blancas en perfecto estado.

Paso 1: Preparación

Es importante preparar la superficie eliminando el polvo suelto de la pared antes de agregar humedad. Si tienes un gran trabajo de limpieza por delante, coloca algunas sábanas viejas para absorber el exceso de agua. No uses una lona de plástico, ya que se volverá resbaladiza con el agua, lo que aumentará el riesgo de lesiones.

Paso 2: Técnica

Al lavar paredes, es imposible evitar las gotas. Para minimizar estos problemas lava las paredes de abajo hacia arriba. Aunque goteará en áreas ya limpias, una limpieza rápida con la esponja lo arreglará fácilmente.

Limpiar paredes con pintura blanca de látex

Usa agua tibia y un limpiador multiuso: Siempre opta por un limpiador suave. Mezcla una pequeña cantidad del limpiador en un cubo de agua tibia y luego sumerge una esponja. Pasa la esponja por las paredes, limpiando la suciedad, los residuos y las huellas dactilares.

Ten cuidado alrededor de las salidas de corriente: Escurre la esponja antes de limpiar cerca de los tomacorrientes o interruptores. Usar demasiada agua puede suponer un peligro, por eso, no limpies demasiado cerca de las salidas, pero si es necesario limpiar los tomacorrientes, apaga el interruptor de circuito antes de hacerlo.

Enjuaga tus paredes: Después de conseguir que tus paredes estén completamente limpias, reemplaza el agua del cubo con agua limpia. Toma una esponja nueva y sumérgela. Pásala por las paredes para enjuagarlas, y una vez más, asegúrate de tener cuidado alrededor de las salidas de corriente.

cómo limpiar paredes blancas

Limpiar paredes con pintura blanca a base de aceite

Usa una mezcla de detergente y vinagre: Mezcla una cucharadita de detergente para platos en un litro de agua tibia. Luego, agrega un cuarto de taza de vinagre, este producto es realmente eficiente para limpiar muchas áreas del hogar y además es ecológico. Desliza una esponja sobre las paredes suavemente para eliminar la suciedad, el polvo y las huellas dactilares.

Usa desengrasante para eliminar manchas difíciles: El desengrasante puede ayudarte a eliminar manchas difíciles, como de grasa, estas se encuentran a menudo en paredes blancas de cocina. Para mejores resultados, deja el desengrasante reposar sobre la pared durante unos 5 minutos y luego enjuaga con un paño seco o esponja.

Enjuaga tus paredes: Llena un cubo con agua limpia. Moja una esponja o trapo limpio en el agua y limpia las paredes. Retira cualquier exceso de limpiador o residuo. Sigue limpiando las paredes hasta que el agua salga clara.

Si quieres que tus paredes blancas y el resto de tu hogar se mantengan limpios y cuidados, además de la limpieza semanal de la casa, será necesario realizar una limpieza a fondo anual. Con Limpiezas Express puedes contratar un servicio de limpieza a fondo y conseguir que tú casa este como los chorros del oro. Calcula tu precio de limpieza a fondo del hogar y reserva tu servicio en menos de cuatro minutos.