Eliminar el olor a humo después de un incendio en una casa, oficina o local es una tarea difícil. Para lograr la eliminación completa del olor a humo, el proceso de limpieza debe incluir un equipo experimentado y técnicas especializadas que solo una empresa profesional de limpiezas tras siniestros puede proporcionar. Por lo tanto, no recomendamos a los propietarios que aborden esta tarea ellos mismos. A continuación, contaremos paso a paso qué hacer para eliminar ese incómodo olor a humo. 

Cómo eliminar el olor a humo después de un incendio en el hogar

El humo es el resultado de una combustión incompleta y consiste en partículas en el aire persistentes (hollín), aceites y gases. El olor a humo proviene de moléculas volátiles que los materiales liberan cuando se queman. Ese olor puede ser el resultado de quemar proteínas (carne), materiales naturales (madera, algodón, etc.), materiales sintéticos (por ejemplo, plástico, nylon), etc. Con tantas sustancias que pueden arder, el proceso de restauración requiere conocimientos técnicos y procedimientos complejos.

Cómo eliminar el olor a humo

1. Eliminar la fuente de olores

Esto implica deshacerse de todos los elementos quemados, como armarios, muebles, paneles de yeso y objetos no recuperables. Los artículos pueden ser descartados o restaurados, dependiendo de su condición.

2. Limpiar aquellos muebles y objetos que sean recuperables

El segundo paso es limpiar aquellos muebles y objetos que sean recuperables con productos apropiados. El equipo de limpieza lava, friega y desinfecta todas las superficies exteriores como paredes, ventanas y cubiertas. Las paredes interiores y las superficies duras se pueden limpiar con jabón suave y luego enjuagarse bien. Los profesionales también limpiarán dentro de gabinetes, cajones y armarios, además de otros elementos del hogar. Las alfombras, los muebles y la tapicería generalmente se limpian fuera del sitio. 

3. Limpiar los conductos de ventilación

El humo, el hollín y los olores penetrarán en el sistema de conducto además del polvo u otras partículas que se hayan quedado dentro. Por lo tanto, se deben limpiar los conductos de aire lo antes posible, ya que es esencial para evitar que el sistema HVAC (sistema de aire acondicionado, ventilación y calefacción) vuelva a contaminar las áreas que se han limpiado. Por supuesto, solo los profesionales deben limpiar los conductos, ya que implica equipos y procedimientos especializados.

4. Eliminar el olor persistente en el aire

Para llevar a cabo esta tarea, se pueden utilizar varias técnicas, pero todas comparten un objetivo común: eliminar completamente el olor a humo. Os enseñamos los sistemas más utilizados habitualmente:

  • Depuración del aire

Un técnico usará un depurador de aire de alta eficiencia para eliminar partículas contaminadas, (HEPA: regula la filtración del aire y elimina partículas contaminantes) llegando a eliminar un 99.97% de las partículas del aire. La eliminación de estas partículas también elimina los materiales que se originan y que se han quedado suspendidos en el aire.

  • Niebla térmica

La nebulización consiste en utilizar  algo similar a un desodorante a base de petróleo emitido a través de una unidad de nebulización térmica. Impregnan el área afectada quedando un ambiente similar a la niebla. La nebulización contrarresta las moléculas olorosas neutralizándolas, consiguiendo así que se vaya el olor permanente. Todos los trabajadores que realicen el tratamiento y permanezcan en ese área  deben usar equipo de protección respiratoria o abandonar el área.

  • Modificación por vapor

Este método utiliza un compuesto aromático vaporizado en un recipiente de plástico sellado y luego dispensado al aire por un ventilador o soplador. Los aceites minerales utilizados en este proceso no son tóxicos, no son aceitosos, no son inflamables y no son explosivos. Por lo tanto, los clientes pueden elegir permanecer en o cerca de un área durante el proceso de eliminación del olor a humo. Este compuesto penetra en los contenidos porosos afectados, como tapicería y cortinas.

  • Neutralización por  ozono

Este es uno de los procesos más populares y familiares para eliminar las moléculas de olor a humo en el aire, incluido el humo de proteínas difícil de neutralizar. El ozono es un poderoso oxidante que neutraliza las moléculas olorosas al liberar oxígeno adicional en el aire. Es un eficaz eliminador de olores pero no es un “purificador de aire”. Los clientes no deben estar presentes cuando un generador de ozono está en funcionamiento. El personal debe ingresar al área de tratamiento solo brevemente para encender o apagar el generador, funcionando mejor en un entorno controlado, como una cámara de ozono. Allí, el contenido oloroso puede ser sometido a 24 a 48 horas de gas ozono.

Ya conoces los pasos a seguir para eliminar el olor a humo y qué productos son los más idóneos para llevarlo a cabo. Si realmente quieres eliminar por completo esos residuos y que tu casa deje de oler a humo contacta con profesionales. Limpiezas Express cuenta con trabajadores con experiencia y con las últimas técnicas de limpieza del mercado. Limpiarán todo lo que necesites en tan sólo un día. Pide ya tu presupuesto totalmente gratis para hacer una  limpieza completa después de un incendio  y vuelve a disfrutar de tu hogar. 

Pide tu presupuesto