No todo el mundo sabe que es acuchillar, y la misma palabra lleva a inducir al error o a la malinterpretación. Se llama así al proceso mediante el cual se lija la capa superficial de la madera para retirar el antiguo barniz o aceite y las imperfecciones y marcas existentes en la madera; una vez lijado y limpio se proceder a barnizar o aceitar de nuevo. Se llama acuchillar porque antiguamente el barniz se retiraba con cuchillas a mano. Hoy en día se realiza con máquinas con rodillos o bien discos sobre los que se colocan lijas que giran a grandes revoluciones. A continuación, os contaremos con qué frecuencia debemos acuchillar el parquet para que esté como el primer día.

¿cuantas veces hay que acuchillar el parquet?

¿Cuántas veces debemos acuchillar el parquet?

La respuesta a esta pregunta es sencilla, y en todos lados encontrarás la misma. El número de veces que debemos acuchillar el parquet depende del grosor de la tabla o de la madera.

1. El parquet más habitual, el que la mayoría de casas tiene, es el lamparquet. Es un parquet pegado de madera maciza que tiene un grosor entre 8 y 14 milímetros de esta misma madera. Exactamente cuando se instala, al mismo tiempo, también se lija o acuchilla ya que cuando se pega a la solera, el parquet no queda perfectamente nivelado, y es necesario nivelarlo. Se hace de forma suave y menos agresiva que las posteriores. Este primer acuchillado quitará alrededor de un milímetro de grosor.

2. Como comentábamos en el párrafo anterior, los lijados posteriores, debido al barniz, son algo más potentes y agresivos, y quitarán alrededor de 2 milímetros. Tras 3 acuchillados, la madera tendrá un grosor aproximado de 2-3 mm, que es lo mínimo necesario para que la madera como pavimento mantenga su estabilidad dimensional y que no se rice o despegue en los extremos.

3. En el otro extremo tenemos el parquet de gran formato y tamaño. Están tanto los de 14 mm como los de 22 mm. El primero (14 mm), puede aguantar hasta 5 acuchillados, no obstante, cabe la posibilidad de provocar distintos desniveles con respecto de los rodapiés (zócalos), de los cercos y de las puertas. El segundo ( 22 mm), el cual su uso suele ser bastante menor que el lamparquet, suelen ser unos 4 acuchillados, hasta llegar al machihembrado (donde encajan las piezas) y luego otros 2, pero cambiando tablas y con bastantes grietas.

4. En el caso de las tarimas multicapa ( o tarimas flotantes), las cuales no son de madera maciza, pero si que están compuestas de madera y suelen variar de grosor, normalmente tienen de 14 mm, pero solo 4 mm grosor lijable y por ello, solo tienen 1 acuchillado.

5. Otra cosa totalmente distinta son las tarimas laminadas. Este tipo de suelo de parquet, formado por derivados de la madera, tienen una gran resistencia a los golpes y por lo tanto son bastante resistentes. Es por ello que no se suelen acuchillar debido a esos acabados resistentes al desgaste y a las deformaciones. Normalmente, tienen muchos años de vida.

Independientemente del número de lijados, mientras menos mejor, y que suele ser entre 10-15 años. En todas los pavimentos de madera, es de vital importancia tanto la instalación, el adhesivo usado y el posterior cuidado y limpieza del parquet ya que suele ser esto y no el grosor lo que determina la vida útil de material.

El parquet es delicado y requiere de unos cuidados determinados como ya sabrás, siendo necesario limpiarlo de forma habitual y adecuada, nutrir la madera con aceites especiales…más aún después del acuchillado. Si eres un amante del parquet pero no dispones de tiempo suficiente para cuidarlo, deja tu hogar en manos de los expertos de Limpiezas Express, profesionales que se encargarán del mantenimiento y la limpieza a fondo del parquet. Puedes calcular tu precio totalmente personalizado de forma gratuita y sin compromiso de compra aquí mismo.

calcula tu precio