Cómo limpiar tus herramientas de limpieza

La limpieza no es solo una virtud sino una necesidad para tener una vida saludable. Por eso, para poder realizar una limpieza efectiva tenemos que procurar que las herramientas con las que quitamos la suciedad estén limpias y en buen estado, sino nuestro trabajo será en vano y al limpiar simplemente estaremos moviendo la suciedad de un lugar a otro, no eliminándola.

Limpiar herramientas de limpieza

Trucos la limpiar tu kit de limpieza

Las esponjas, bayetas, la fregona y hasta la escoba; todas estas herramientas deben limpiarse porque aunque no parezca que estén sucias, se quedan con las bacterias de los lugares que limpiamos y al utilizarse varias veces sin limpiarlas previamente, podremos crear lo que denominamos contaminación cruzada. Limpiar tu kit de limpieza, no te llevará mucho tiempo y aumentará la eficiencia de tus labores de limpieza un 100%.

Cómo limpiar cepillos

Después de cada uso, enjuaga a fondo tus cepillos para eliminar cualquier resto de comida, polvo o suciedad. No es recomendable dejar remojando el cepillo en agua ya que esto puede dañar las cerdas. Para evitar que el moho se adueñe de los cepillos, déjalos secar al sol o en algún lugar ventilado con las cerdas hacia arriba.

Limpiar la escoba

Lo primero que debes saber es que para que tu escoba dure mucho más, debes guardarla correctamente. Lo ideal es colgarla para que las cerdas de la escoba no se aplasten contra el suelo y mantengan su forma original. Si las cerdas de la escoba están deformes puedes utilizar una goma para juntarlas y mantenerlo así varios días. Para eliminar el polvo de la escoba, después de limpiar sacude las cerdas restregándolas sobre alguna superficie dura que se encuentre en el exterior de la casa.

Limpiar las bayetas

Las bayetas puedes lavarlas en la lavadora o remojarlas en agua caliente con un poco de lejía para eliminar las bacterias. Así cuando vuelvas a usarlas para limpiar las superficies de tu hogar, no esparcirás la suciedad por las mismas.

Limpiar la esponja

La esponja es una de las más engañosas. Como siempre la utilizamos para limpiar, puede parecer que al enjugarla después de fregar los platos queda limpia, pero no. La esponja acumula una cantidad exagerada de bacterias, de hecho es uno de los objetos más sucios que el váter en nuestras casas. Para limpiar la esponja basta con ponerla en el microondas a máxima potencia durante 3 minutos. Esto evaporará la suciedad restante y matará las bacterias. Puedes aplicar el mismo truco para limpiar los cepillos de dientes.

​A veces, no basta con este tipo de limpieza para conseguir una casa impecable. Existen muchos lugares donde bacterias, polvo y suciedad acumulada durante años se esconden sin que lo notemos y esto puede causar muchas enfermedades y alergias. Por eso, es recomendable realizar una vez al año una limpieza a fondo con el equipo de Limpiezas Express. Elimina la suciedad de más de 200 áreas de tu casa solicitando un presupuesto de limpieza a fondo de pisos y casas y en solo un día verás la diferencia.

Calcule su precio
2018-06-22T12:13:24+00:00 marzo 6th, 2018|Trucos express de limpieza y productos|