Cómo limpiar tu casa cuidando tu cuerpo

Algo tan habitual como hacer la limpieza del hogar pone en riesgo la salud de nuestros huesos y músculos. Movimientos repetitivos, posturas inadecuadas, utensilios en mal estado…nos hacen propensos a sufrir lesiones que se podrían evitar o limitar siguiendo unos simples consejos. Te enseñamos en Limpiezas Express como evitar hacerse daño al limpiar tu casa.
evitar hacerse daño al limpiar, dolor al limpiar, dolor espalda al limpiar

Evitar hacerse daño al limpiar la casa

Sigue estos consejos para que tu cuerpo no se resienta a la hora de limpiar. La limpieza de casa es algo que a veces puede parecernos pesado. Además, si encima nos lesionamos vamos a ir retrasando la limpieza cada vez más.

Consejos para realizar la limpieza de casa de una forma correcta

Intenta no realizar movimientos forzados por encima de la altura de la cabeza. Suponen una fuerte presión sobre tus hombros que podría derivar en una tendinitis. Si debes trabajar en altura, busca un soporte que te permita cuidar tu hombro y te dé la estabilidad que necesitas.

Para evitar la fatiga, no pases demasiado tiempo en la misma postura. Si estás lavando los platos, cocinando…intenta hacer una pausa e intenta relajar y estirar los músculos comprometidos en tu actividad. Al estar en posición erguida durante cierto tiempo, puede ayudarte a aliviar tensión el adelantar una pierna y apoyarla sobre una superficie más elevada.

Movimientos repetitivos y forzados  con nuestras manos ponen en riesgo a las muñecas. Evita forzar posturas antinaturales con la muñeca y ejercer fuerza excesiva mientras limpias. Tómate un respiro cada cierto tiempo y, en caso de necesidad, asegura la articulación con una muñequera.

Cuida tu espalda, evita agacharte flexionándola. Tareas tan habituales como barrer o fregar, llevadas a cabo de forma inadecuada, generan una tensión lumbar que pueden tener como consecuencia una lumbalgia. Intenta que el palo de la  escoba o fregona tengan la longitud adecuada, esto es, que tiendan a ser largos. Esto evitará que tengamos que flexionar la espalda.

Posturas correctas para limpiar sin lesionarte

Durante la limpieza se tiende a mantener una postura durante largos periodos que deriva en sobre carga cervical. Además del descanso necesario cada cierto tiempo, conviene realizar ejercicios de forma lenta y controlada que permitan estirar la musculatura cervical. Se trata de movimientos hacia arriba y abajo y de lado a lado que te ayudarán a sentirte mejor.

Las tareas del hogar conllevan pasar mucho rato de pie, lo que puede dejar nuestros pies cansados y doloridos. Para aliviar estos síntomas intenta descansar tus pies en alto y, al final del día, déjalos reposar en agua tibia con sal. De esta manera, bajará la inflamación y sentirás alivio de forma instantánea en tus maltrechos pies.

Estos son sólo algunos consejos para evitar hacerse daño al limpiar la casa. Pero si estás pensando ir un paso más allá, te ofrecemos los mejores servicios de limpieza integral para tu casa para que todas las estancias de tu vivienda queden relucientes. Calcula tu precio en nuestro calculador online de limpiezas a fondo de pisos y casas y despreocúpate, ¡déjalo en nuestras manos!

Calcula tu precio
2018-09-27T10:22:55+00:00febrero 19th, 2018|Limpieza estancias de casa, Trucos express de limpieza y productos|