Cómo limpiar las zonas críticas del aseo

Como ya sabemos, el baño es una de las zonas donde más bacterias se acumulan. Por ello, si queremos que nuestro baño se mantenga libre de gérmenes, deberemos limpiarlo, al menos, una vez a la semana. Gracias a esta limpieza constante evitaremos tener algunos problemas de salud.
Si queremos que al limpiar el baño éste quede reluciente y la cal no se apodere de las paredes, suelos o de los grifos, deberemos dedicarle gran parte de nuestro tiempo a la limpieza del mismo con estos 5 consejos que te damos a continuación.
Limpiar Aseo, limpieza zonas criticas de la casa

1. Paredes y suelos

Para evitar que las paredes y los suelos envejezcan rápidamente deberemos limpiarlos con un paño humedecido con amoniaco. Déjalo actuar durante unos minutos y después aclara con agua. Si quieres evitar que aparezcan las manchas de cal, deberás mojar una bayeta en agua y detergente.

2. Inodoros 

El que los inodoros adquieran un tono amarillento no es algo que resulte extraño. Esto se debe al paso del tiempo y sobre todo, a que no han tenido una limpieza adecuada. Si las manchas ya se han formado, lo que deberemos hacer es limpiarlas con lejía y después pasarle una bayeta con una mezcla de agua jabonosa con piedra pómez en polvo. También puedes hacer una mezcla de sal y aguarrás para devolver el blanco a tus sanitarios.
Recuerda que las bacterias no se acumulan tanto en el interior, ya que cada vez que lo usamos éste se lava con agua. El problema por tanto lo encontramos en las superficies de contacto con nuestra piel. ​

3. Mampara de la ducha

Las manchas de las mamparas es algo que a mucha gente le trae verdaderos quebraderos de cabeza. Cuando nos duchamos, es inevitable que las mamparas no se mojen, apareciendo manchas blancas de cal una vez que se ha secado. Para evitar esto, deberás secarlas con una toalla justo después de su uso.
Otra opción es limpiar la mampara y aplicarle aceite de bebé, consiguiendo que la cal se elimine con mayor facilidad e impediremos a su vez que las gotas de agua se adhieran al cristal.
Si por el contrario la mampara es de plástico, para limpiarla bien, deberás realizar una mezcla de amoniaco con alcohol y agua a partes iguales. Una vez tengas la mezcla utiliza un cepillo suave para extender la mezcla por la mampara y déjala actuar durante unos minutos. Después, aclara la mampara y sécala con un paño suave.

4. Los espejos

Para limpiar correctamente los espejos, deberás fijarte si tienen marco o no. En el caso de que éste tenga marco deberás limpiarlo con un paño suave con una mezcla de amoníaco, alcohol y agua por partes iguales. Aunque te parezca raro, para frotar el espejo te recomendamos que uses hojas de periódico, ya que la tinta tiene efecto abrillantador.

5. Los grifos

La limpieza de los grifos es algo que muchas veces descuidamos, apareciendo posteriormente manchas de cal. Para que los grifos de tu casa queden brillantes deberás pasar un paño con jabón neutro. Después de secarlos si quieres que tengan más brillo frótalos con una gamuza.
Gracias a estos consejos podrás evitar que la suciedad y las bacterias se hagan con el control de tu baño.
Para realizar una limpieza integral de tu hogar, calcula tu precio en nuestro calculador online de limpiezas a fondo de pisos y casasy deja que los  mejores profesionales se encarguen del trabajo sucio.