El acero inoxidable es conocido por su capacidad para resistir la corrosión y el óxido, por lo que es una opción popular para cocinas y baños. Sin embargo, el polvo y la suciedad pueden poner al acero inoxidable en riesgo. Afortunadamente, responde bien a la limpieza, siempre y cuando sigas ciertas reglas.

Limpieza de acero inoxidable

Aprende a limpiar superficies de acero inoxidable

La clave para mantener el acero inoxidable limpio es el cuidado y el mantenimiento adecuados. En general, es mejor comenzar con la limpieza básica y trabajar de acuerdo con las necesidades. ¡Con solo un poco de esfuerzo, aprenderás cómo dejar tus electrodomésticos como nuevos!

Material para limpiar el acero inoxidable quemado

Este grupo de suministros te proporcionará todo lo que necesitas para realizar diferentes métodos de limpieza de acero inoxidable:

  • Paño de microfibra
  • Toalla
  • Jabón de platos
  • Limpiador de vidrios o amoníaco
  • Limpiador de acero inoxidable

Cómo limpiar acero inoxidable de cocina

  • El agua tibia y un paño serán suficientes para la limpieza más rutinaria. Este es el método menos peligroso para el acero inoxidable, y el agua pura realmente es tu mejor opción de limpieza en la mayoría de las situaciones.
  • Seca la superficie con la toalla o un paño para evitar manchas de agua. Esto es muy importante ya que los minerales en el agua pueden dejar marcas en el acero inoxidable.
  • Trabaja en la dirección del grano de metal al limpiar o secar. Esto ayudará a prevenir rasguños y creará un acabado pulido en la superficie.
  • En la mayoría de los casos, simplemente limpiando con agua tibia devolverás tus electrodomésticos de acero inoxidable a una condición reluciente.

Cómo limpiar el acero inoxidable oxidado

Para una limpieza que necesita un poco más de energía, una gota de jabón suave para platos y agua tibia puede hacer un gran trabajo. Esta combinación no dañará tu acero inoxidable y generalmente es todo lo que necesitas para quitar la suciedad más resistente.

  • Agrega unas gotas de jabón para lavar platos en un fregadero lleno de agua tibia. Otra opción es poner una pequeña gota de jabón para lavar platos en un paño de microfibra y luego sumergirlo en agua tibia.
  • Limpia el acero inoxidable con el paño, frotando en la misma dirección que el grano en el metal.
  • Enjuaga bien la superficie después de lavar la suciedad. El enjuague ayudará a evitar las manchas debido a los residuos de jabón.
  • Seca con una toalla el metal para evitar las manchas de agua.
Limpieza de acero inoxidable

Cómo limpiar el acero inoxidable usando un limpiador de vidrios o amoníaco

Las huellas dactilares son una de las mayores quejas sobre el acero inoxidable. Puedes cuidarlos usando limpiadores de vidrios o amoníaco doméstico.

  • Rocía el limpiador en un paño de microfibra. Puedes rociar directamente sobre el acero inoxidable, pero esto puede causar goteos y desperdiciar el limpiador.
  • Limpia el área suavemente con un movimiento circular para eliminar huellas dactilares y manchas. Repite según sea necesario.
  • Enjuaga bien, luego seca la superficie con una toalla.

Limpiador de acero inoxidable

Si tienes manchas que son difíciles de eliminar o rasguños en la superficie, un limpiador de acero inoxidable puede ser una buena opción. Algunos de estos limpiadores eliminan las manchas y protegen contra rasguños. También se pueden usar para pulir superficies. Lee y sigue las instrucciones cuidadosamente, y asegúrate de probar primero el limpiador en un lugar discreto.

Si quieres mantener las superficies de tu hogar limpias y cuidadas, además de la limpieza semanal de la casa, será necesario realizar una limpieza a fondo anual. Con Limpiezas Express puedes contratar un servicio de limpieza a fondo y conseguir que tu casa esté como los chorros del oro. Calcula tu precio y reserva tu servicio en menos de cuatro minutos.