Cómo funciona el servicio de limpieza de tumbas

Los compañeros de El Confidencial Digital citaron al equipo de Limpiezas Express el pasado 1 de noviembre con motivo del Día de Todos los Santos para mostrar cómo funciona nuestro servicio de limpieza de tumbas en el Cementerio de la Almudena de Madrid.

Limpieza de tumbas I

Antes de comenzar el servicio de limpieza de tumbas

Hay distintos tipos de tumbas y de piedras. Normalmente nos encontramos con este tipo de piedras:

  • Piedra novelda.
  • Mármol.
  • Granito, que puede ser pulido o sin pulir. La diferencia aquí está en la textura: las pulidas son más lisas. Es más complicado limpiar las sepulturas de granito sin pulir debido a que es una piedra más porosa.

Antes de comenzar el servicio de limpieza de tumbas, primero evaluamos los daños. Es decir, vemos si la sepultura tiene alguna grieta, agujeros o cualquier tipo de desperfecto. Si contiene algún tipo de daño, hay que limpiar con muchas más precaución. Ya que si, por ejemplo, entra un poco de agua por una grieta, con el paso del tiempo, la tumba puede romperse.

Limpieza de tumba paso a paso

Una vez que hayamos comprobado el tipo de material de la tumba y sus desperfectos, procedemos a la limpieza. Hay 4 pasos a seguir en el servicio de limpieza de tumbas.

Limpieza de tumbas II

Barrer la tumba

Con una escoba, se barren las hojas que puedan haber alrededor de la tumbas y la suciedad. Con el paso del tiempo, y si no se acude a menudo el cementerio, la cantidad de polvo, gravilla y hojas puede ser alarmante. Barre tanto por encima de la lápida como por los bordes.

Limpiar con un cepillo por lápidas

Después de barrer bien, se pasa un cepillo por las lápidas. Puedes emplear tanto un cepillo de cerdas suaves como uno de cerdas más duras o metálico. Con el cepillo quitamos la suciedad que puede haber por dentro, como entre las letras. O si tiene algún motivo decorativo en piedra, también puede tener suciedad más incrustada.

Rociar la lápida con un producto químico y enguajar

Con este producto se elimina la suciedad total, la más incrustada como los mohos o líquenes. Se echa directamente sobre la lápida y se frota con el cepillo que hemos utilizado en el paso anterior. Por último, enjuagamos bien con agua y aclaramos la superficie de la tumba. Para ello utilizamos un trapo o bayeta.

Así funciona nuestro servicio de limpieza de tumbas. Tú también podrías hacerlo con estos consejos. Pero es cierto que hay que ser un profesional para saber qué producto usar y cómo limpiar la tumba según su material. Si lo haces desde el desconocimiento, el resultado puede ser fatal. Por eso, te facilitamos información sobre nuestro servicio de limpieza de tumbas. Queremos asegurarnos que la limpieza del lugar de descanso de los tuyos sea la mejor.

Pida su presupuesto
2018-09-11T15:46:39+00:00 febrero 20th, 2018|Trucos express de limpieza y productos|