10 hábitos de limpieza que no tenemos y deberíamos tener

Para algunos, mantener un hogar limpio puede parecer desalentador, pero para otros, es vital. ¿Cómo puedes lograrlo? Debes dar paso a nuevas rutinas, para que la vida cotidiana en tu hogar cambie a mejor. Entonces, si te consideras una persona desordenada y te gustaría probar cómo es vivir en un hogar tranquilo y organizado, ¿por qué no adoptar estos 10 hábitos de personas ordenadas?. A continuación, una lista de los hábitos de limpieza que no tenemos y deberíamos tener.

10 habitos de limpieza en el hogar

Hábitos de limpieza que todos deberíamos tener

Si vas siguiendo las siguientes rutinas de limpieza, poco a poco cogerás el hábito y descubrirás los beneficios de vivir en una casa limpia.

1. Haz tu cama todas las mañanas

Seguro que piensas para qué hacer la cama si por la noche la vas a deshacer, ¿verdad? Incorrecto. Hacer tu cama todas las mañanas hace que toda tu habitación parezca más ordenada. Además, esta es una oportunidad para que literalmente te acuestes en un lugar placentero.

2. Coloca la ropa sucia en su sitio

Por muy tentador que sea tirar la ropa en el suelo después de un largo día antes de ponerte tu pijama, intenta colocar la ropa usada directamente en el cesto de la ropa o en el armario, sin excepción. De esta manera necesitarás menos tiempo para vestirte todos los días y podrás mantener la casa organizada.

3. Limpiar mientras cocinas

A veces parece que ha estallado una bomba en la cocina cuando estás preparando la comida. La clave para mantener la cocina limpia es la multitarea mientras cocinas; tira los restos cuando esperas a que se caliente el aceite, lava o coloca platos sucios en el lavavajillas mientras la comida se cocina en el horno, y limpia las superficies donde has estado cocinando. Antes de que te des cuenta, la cocina está casi reluciente.

4. Vacía el lavavajillas por las mañanas

Al vaciar el lavavajillas todas las mañanas, te aseguras de que todos los platos estén limpios y en su lugar antes de que comience el día. De esta forma, puedes enfocarte en las cosas más importantes cuando llegues a casa, como lo que harás para la cena, en lugar de tener que lavar los platos sucios apilados en el fregadero. Una vez que hayas terminado la cena, pon el lavavajillas al final de la noche y repite este proceso en la mañana siguiente.

5. Limpia las superficies después de cada uso

Ya sea que estés comiendo en la mesa del comedor, cepillándote los dientes en el lavabo o maquillándote, limpia las superficies de la casa una vez que hayas terminado de hacer cualquier actividad. Esta tarea solo te quitará un minuto y mantendrá todas las superficies de tu hogar limpias y listas para ser utilizadas nuevamente. Lo más importante es que también evitará que la grasa y la suciedad se acumulen con el tiempo.

Habitos de limpieza en el hogar

6. Lava tu ropa regularmente

Lavar tu ropa puede ser una tarea tediosa, pero es inevitable. Lavar la ropa con un horario regular no solo significa que nunca te quedarás sin ropa interior limpia, sino que también evitará que la pila de ropa por lavar se vuelva abrumadora.

7. Guarda las cosas en su sitio

Los problemas de desorden suceden todo el día; no hay forma de evitarlo. Sin embargo, colocar las cosas en su sitio,¡ ayuda a mantener ordenadas todas las habitaciones de tu hogar. Como beneficio adicional, esto también ayudará a todos a saber dónde encontrar las cosas a medida que las necesiten.

8. No pospongas las tareas

Al abrir cartas, por ejemplo (o facturas, más bien), no te limites a tirar el sobre a un lado, llévalo directamente al cubo de reciclaje. La misma regla debería aplicarse a pequeños líos y derrames: límpialo ahora, en vez de más tarde.

9. Aspira tu casa regularmente

Poner fin al polvo y aspirar tu hogar una vez la semana probablemente cause un efecto dominó positivo y automáticamente hará que todos los demás consejos en esta lista lleguen a ti de forma natural.

10. Asegúrate de que todo esté en orden antes de dormir

Antes de acostarte por la noche, asegúrate de hacer un último repaso por tu casa; cuelga las toallas usadas, pon el lavavajillas y acomoda los cojines en el sofá. De esta forma, cuando te despiertas por la mañana, no hay problemas desde el día anterior para empezar el nuevo, lo que te permite comenzar con buen pie el nuevo día.

Tener una casa limpia no tiene por qué desesperarte, solo es cuestión de organización. Si quieres que esta tarea te resulte más fácil puedes solicitar sin compromiso un presupuesto de limpieza a fondo de pisos y casas para que nuestro equipo elimine en solo un día toda la suciedad, polvo y bacterias acumuladas durante años y así tu rutina de limpieza diaria será más fácil. Empieza el día con una casa impecable y cumpliendo tus metas con la ayuda de Limpiezas Express.

Calcule su precio
2018-06-26T08:01:21+00:00 abril 20th, 2018|Limpieza estancias de casa|