Aquí te presentamos los mejores consejos para limpiar la casa con rapidez. Son ideas únicas, fáciles y lo mejor de todo, ¡de bajo coste! La mayoría son productos de limpieza caseros para el hogar. Te contamos formas muy útiles para reparar muebles y sacar manchas difíciles con productos que tienes en casa.

10 consejos para limpiar la casa con rapidez

Los 10 mejores trucos para limpiar la casa con rapidez

No vas a perder más tiempo limpiando tu hogar, estás en el lugar adecuado. ¡Revisa nuestras ideas y disfruta de un hogar limpio!

1. Reparar arañazos de muebles antiguos

La manera más sencilla es mezclar aceite de oliva y pasta de dientes. Aplica la mezcla sobre la superficie dañada.

Si el mueble es oscuro, el truco es añadir una pizca de café soluble al limpiador habitual o a la mezcla. Si los arañazos son leves, basta con frotar con dientes de ajo hasta rellenar la zona deteriorada. A continuación, deja secar y retira el sobrante con un trapo.

Si el mueble tiene revestimiento plástico, se debe mezclar harina de almortas y pegamento de contacto. Esto se aplica directamente sobre el arañazo. Una vez seco, se debe lijar la superficie con una lija suave para nivelar la superficie.

Para finalizar, en todas las opciones, se debe aplicar una capa de cera sobre el mueble para sellar y proteger la superficie.

2. Limpiar las juntas entre las baldosas

Para esto necesitaremos un limpiador en polvo de base alcalina, preferiblemente que reaccione con oxígeno. Se mezcla con agua para formar una pasta, que colocaremos en el suelo sobre las ranuras. Lo dejamos actuar durante algunas horas.

Por último, con ayuda de un cepillo de dientes, fregamos un poco las zonas para eliminar la mugre compactada, el resto de suciedad, hongos y moho. Para retirar, simplemente debemos pasar un paño húmedo y remover el exceso de producto. Luego limpiamos de manera regular los azulejos.

3. Limpiar la parrilla

Para esta tarea necesitarás detergente a base de amoniaco, una bolsa de basura del tamaño de tu parrilla, guantes y mascarilla de protección. Esto último es por seguridad, ya que los detergentes con amoniaco son muy agresivos.

Para la realizar una correcta limpieza de tu parrilla, colócala dentro de la bolsa de basura y vierte una taza de detergente. Ciérrala con fuerza y asegúrate de que no queden salidas de aire. Es recomendable usar una goma para cerrar mejor la bolsa. Es importante que quede bien cerrado porque la limpieza se basa en que los gases que suelta el detergente reaccionen sobre la suciedad en la rejilla. Deja la rejilla al sol hasta el día siguiente. El amoniaco es una sustancia tóxica así que asegúrate de no dejarla cerca de plantas o animales.

Cuando saques la rejilla el día siguiente, usa los guantes y la mascarilla. Los gases del amoniaco son muy fuertes y podrían causar irritación en la piel y en los ojos. Saca la rejilla y lávala con agua hasta retirar todo el producto y listo.

Nota: Trata de hacer esto en un área ventilada. Si no, abre las ventanas durante al menos 15 minutos.

5. Limpiar el coche por dentro

Mezcla una cucharada de lavaplatos y una cucharada de vinagre blanco en una botella con difusor. Truco: Puedes añadir unas gotitas de aceite de esencias (vainilla, fresa, limón) para darle aroma. Súmale dos tazas de agua tibia y mezcla todo.

Rocía la alfombra o la zona a limpiar con bicarbonato de sodio. Déjalo por unos minutos o de un día a otro si la mancha es muy fuerte.

Retira el polvo con la aspiradora o un cepillo. Rocía la solución de jabón y vinagre. Déjalo actuar por unos minutos y luego con una bayeta frota con algo de fuerza para retirar el exceso de líquido. Por último, déjalo secar.

4. Limpiar muebles de piel sintética

Primero remueve bien las impurezas y el polvo con un cepillo suave y rocía alcohol sobre la superficie más dañada, que quede bien cubierta. Luego, con una esponja o un paño de cocina, frota con fuerza la zona que cubriste con el alcohol, para finalizar, puedes cepillar una vez la superficie esté seca para suavizar el acabado.

5. Limpiar el fregadero

Primero, rocía el fregadero con vinagre blanco nuestro limpia todo ecológico. Luego esparce bicarbonato de sodio sobre la superficie y deja actuar unos 10 minutos. Mientras esperas, puedes hervir una olla de agua. Pasados el tiempo, lava el fregadero con ese agua para retirar el vinagre y el polvo.

Para terminar, frota un poco más de bicarbonato de sodio. Si quieres, puedes mezclarlo con un poco de detergente. Retira el producto con más agua caliente y finaliza con una bayeta y un poco de aceite de oliva para dar brillo.

6. Limpia los vasos y copas

Añade vinagre al jabón que vayas a usar para fregar los platos. Frota el vaso con una esponja y deja actuar entre 15 y 20 minutos. A continuación, lava con bastante agua y ¡listo! Si usas lavavajillas, puedes añadir una taza de vinagre con el jabón y al sacar frotar con un paño. Tendrás vasos y copas como nuevos dignos de envidiar.

7. Limpiar la cocina

Comienza por verter un poco de detergente especial para cocinas y frota la superficie con una esponja. Asegúrate de usar una esponja suave o especial para superficies delicadas y no rayar la superficie. Si hay residuos muy difíciles de remover, puedes dejar actuar el detergente unos minutos.

Una vez hecho esto, sólo queda retirar el exceso de detergente con una bayeta húmeda y lavar con agua hasta que quede brillante y limpio. Usaremos una bayeta diferente para secar.

8. Eliminar la parte quemada de las ollas

Una de las pesadillas más grandes de la cocina después del horno es recuperar una olla quemada. Sencillo, solo necesitas un poco de agua oxigenada y las propiedades del bicarbonato de sodio. Mezcla las cantidades de forma que quede una pasta. Cubre el interior de la olla, sobre las zonas quemadas, con esta mezcla y dejar actuar 5 horas. Antes de retirar, frota con un cepillo o una esponja fuerte, aclaramos, ¡y listo!

9. La limpieza del microondas

Sólo necesitas dos limones medianos: córtalos por la mitad y exprime su jugo en un bol con unos 400 ml de agua. Mete también los trozos de los limones en el agua. Coloca el bol dentro del microondas y ponlo a funcionar por 4 minutos o hasta que el agua comience a hervir. No abras el micro cuando termine, deja el bol dentro unos 5 minutos más para que el vapor haga efecto sobre las manchas.

Una vez pasados los 5 minutos, saca el bol y con una bayeta seca limpia el interior del micro, ¡sin olvidar la puerta! Verás como queda reluciente y con un delicioso aroma a limón.

Contrata una empresa de expertos en limpieza

 Ya sabes cómo limpiar la casa con rapidez. Pero, ¿qué hay más rápido que levantar el teléfono y que lo hagan otros? Además, Limpiezas Express no es una empresa cualquiera de limpieza. Somos especialistas en limpiezas a fondo de tu hogar en tan solo un día. Nuestro equipo tiene más de 10 años de experiencia y llega a más de 200 rincones de tu hogar. Calcula tu precio en nuestro calculador online de limpiezas a fondo de pisos y casas. Posteriormente acordamos el día y te dejaremos la casa como los chorros del oro. ¡Deja tu hogar en nuestras manos!

Calcula tu precio