¿Es dañina o peligrosa una limpieza o desinfección mediante ozono?

El ozono es un potente oxidante generalmente no dañino para mamíferos a bajas concentraciones, pero letal para los microorganismos como las bacterias. De cualquier manera, el ozono como cualquier otro agente oxidante, puede resultar perjudicial si no es manejado correctamente en sus aplicaciones en aire; es decir, si se respira en cantidades grandes (superiores a las recomendadas en la normativa, o durante largos periodos de tiempo). Por ello, durante los tratamientos y limpiezas en inmuebles, no debe haber ningún ser vivo como mascotas o personas en la estancias que se traten.

Debido a su naturaleza irritante, la exposición al ozono con fines biocidas se encuentra regulada, coincidiendo todas las normas al respecto en los valores máximos de exposición, teniendo en cuenta la relación dosis/tiempo de dicha exposición.

Recomendaciones de seguridad de la norma UNE 400-201-94: <100 µg/m³ (equivalente a 0,05 ppm)

  • Los Valores Límite Ambientales (VLA) del INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo) establecen para el ozono límites de exposición en función de la actividad realizada, siendo el valor más restrictivo 0,05 ppm (exposiciones diarias de 8 horas) y 0,2 ppm para periodos inferiores a 2 horas.
  • La EPA (Agencia de Protección Ambiental de EEUU) establece un estándar de 0,12 ppm para 1 hora de exposición.
  • La OMS (Organización Mundial de la Salud) propone un valor de referencia de 120 µg/m³ ó 0,06 ppm para un periodo máximo de 8 horas

Si se respira en grandes cantidades, el ozono puede provocar irritación en los ojos o la garganta, la cual suele pasar después de respirar aire fresco durante algunos minutos. En cuanto a su uso en agua, el ozono disuelto en agua es inocuo, no suponiendo riesgo para la salud.

Si desea recibir presupuestos gratis para una limpieza con ozono elija una de las siguientes alternativas:

Limpieza casas con ozono
Limpieza oficinas con ozono
Volver a preguntas frecuentes