¿Se puede utilizar el ozono para desinfectar frigoríficos y otros electrodomésticos? 

No sólo es seguro, sino beneficioso: el ozono, merced a su alto poder oxidante, elimina los microorganismos, tanto patógenos como oportunistas, presentes en los alimentos sin dejar agentes químicos residuales, lo que asegura una correcta higienización de los electrodomésticos donde se tratan los alimentos, así como de la superficie de los alimentos almacenados, sin dejar en ellos residuos nocivos.

Además, el uso de ozono consigue:

  • La asepsia de las estancias y locales de manipulación, conservación y distribución de alimentos.
  • La disminución de las pérdidas de peso de los alimentos durante su almacenaje.
  • La desodorización de las estancias y de los locales, y la supresión de la transmisión de olores de unos alimentos a otros, por lo que se puede optimizar el uso de los electrodomésticos.
  • La posibilidad de mantener los alimentos en buen estado durante más tiempo de almacenaje, al aumentar su vida útil mediante la eliminación de los microorganismos de superficie, responsables en gran parte de los procesos de descomposición de los alimentos.

En las despensas y frigoríficos de productos vegetales, el ozono elimina o reduce el etileno (hormona natural de las plantas), retrasando los procesos de su maduración. Por otra parte, la descomposición rápida del ozono permite que las personas puedan volver a reutilizar las estancias tratadas y los electrodomésticos muy poco después de haber realizado el tratamiento mediante ozono, al transformarse éste rápidamente en oxígeno.

Si desea recibir  presupuestos gratis para una limpieza con ozono elija la alternativa que más le interese.

Limpieza casas con ozono
Limpieza oficinas con ozono
Volver a preguntas frecuentes